Imprimir
Visto: 125
concejo bariloche

Con las problemáticas de los residuos y el tránsito como temáticas principales, los jóvenes estudiantes sometieron a votación los proyectos que elaboraron para mejorar la ciudad. También debatieron sobre espacios públicos y derechos sociales.

Este jueves se realizó la primera sesión ordinaria de Concejal por Un Día, el programa de fortalecimiento de la democracia del Concejo Municipal, en el que los estudiantes de colegios secundarios ocupan las bancas, proponen proyectos para la ciudad, los debaten en comisiones y, finalmente, los llevan a sesión para su aprobación.

La sesión se realizó con la coordinación de la concejal Julia Fernández (JSB), encargada de guiar el espacio para administrar el uso de la palabra y garantizar el conocimiento de las normas de funcionamiento de órgano deliberativo. 

Los jóvenes aprobaron por unanimidad la creación del Programa “Ma$ que estacionar”, del Instituto Primo Capraro, que propone descuentos en el estacionamiento medido a cambio de la entrega de material reciclable, en coordinación entre las delegaciones municipales, las cooperativas del SEMS y la Asociación de Recicladores Bariloche.

Luego, avalaron la iniciativa del Q-Mark, para promover una campaña de refuerzo a la concientización sobre la separación de residuos domiciliarios, a través de estrategias de difusión y la creación de puntos verdes de recolección diferenciada.

El Colegio Amuyen también logró el consenso necesario para la sanción del proyecto que establece los lineamientos generales para la creación del Programa Basura 0, fijando acciones para la reducción de la generación, la recolección y reutilización, para la eliminación progresiva de los residuos sólidos urbanos.

También se aprobó por mayoría la propuesta de la Escuela Secundaria Rionegrina 37, que promueve un convenio con la Policía para que colaboren en el ordenamiento del tránsito en los establecimientos educativos que lo requieran, durante los horarios de entrada y salida. 

La Secundaria Waldorf Bariloche logró la sanción de su proyecto para la ampliación de derechos sociales con perspectiva de género, a través de un nuevo régimen de licencias para personas gestantes y no gestantes. Prevé, además, capacitaciones de sensibilización.

La utilización de las nuevas tecnologías para el control del cumplimiento de las normas de tránsito fue el objetivo central del proyecto del Instituto Patagónico, pero no consiguió el consenso de la mayoría. Contemplaba que los vecinos pudieran enviar a la autoridad de aplicación fotografías que registren infracciones, que serían tomadas como prueba para la sanción.

Finalmente, los concejales por un día aprobaron por mayoría el proyecto de la Escuela Secundaria Rionegrina 132, para la recuperación de espacios públicos, generando lugares ambientalmente saludables para el encuentro y la práctica deportiva.

El programa cerrará el jueves 29 de noviembre, con una última sesión en la que se debatirán los proyectos restantes y se entregarán los certificados a las instituciones participantes.