Imprimir
Visto: 83
concejo bariloche

El Ejecutivo Municipal y la concejal Viviana Gelain (JSB) presentaron un proyecto para ratificar por Ordenanza los protocolos de contingencia de Protección Civil.  Plantea una mirada integral de la problemática de riesgos, para minimizar los impactos negativos sobre la población y sus bienes.

La concejal y voluntaria de Protección Civil, Viviana Gelain (JSB), impulsó junto al Intendente Gustavo Gennuso y la Subsecretaria de Protección Civil, Patricia Diaz, la institucionalización del Plan de Emergencia elaborado hace un año por el área, en base a los riesgos potenciales en la ciudad, y firmado por todas las organizaciones y fuerzas intervinientes de la ciudad.
“Hay pocas  ciudades en el país que lo tienen”, remarcó la edil, detallando que además de un plan de emergencia general, ya existen 8 planes de contingencia particulares para eventos posibles, mientras se elaboran los restantes.
“La importancia de tenerlo ratificado por Ordenanza es que sea institucional y que sea una política de Estado trasversal a las gestiones”, valoró. Gelain explicó que, en la práctica, se establece un lugar que recibe el pedido de ayuda, activa a los responsables de las instituciones intervinientes y canaliza la mejor respuesta, optimizando los recursos.
En los argumentos de la iniciativa, se recuerda que las particularidades de la zona exponen a la ciudad a una intensa dinámica de eventos adversos, y si bien no es posible pronosticar la ocurrencia, se prevén tiempos de recurrencia. La forma de abordar cualquier hipótesis de riesgo en forma integral, coordinada y eficiente, “es a través de la visión de gestión de riesgo, la cual busca contemplar todas las etapas de un evento, desde su fase inicial preventiva, pasando por la respuesta, hasta la rehabilitación y reconstrucción de la zona afectada”.
La problemática de riesgos es compleja y solo admite una mirada integral para la toma de decisiones, la correcta administración de recursos,  la coordinación y organización para minimizar los impactos negativos del evento sobre la población y sus bienes.
La edil recordó que el riesgo es la conjunción entre amenazas (el aspecto natural, el suceso fortuito e imprevisible) y  la vulnerabilidad (el aspecto humano y su capacidad para prever, combatir, resistir y recuperarse del impacto de un suceso natural), así como la capacidad de resiliencia de la comunidad.