San Carlos de Bariloche, 21 de Octubre del año 2008.

 

 

Lic. Ángel Darío Barriga

Presidente del Concejo Municipal

Ciudad de San Carlos de Bariloche.

 

Ref.: Nota con nro. entrada 536 Elección Defensor.     

 

 

I.         

Vienen las presentes a despacho de esta Asesoría Letrada a efectos de proceder a su análisis y posterior curso de la misma.-

La nota de referencia se encuentra suscripta por la Sra. Stella Rossi y Quiroga  quién plantea tex: “… los Sres. Concejales no están limitados por la terna que sugiere la Comisión Legislativa: La terna no es vinculante, por que no hay ninguna norma que diga que es vinculante…” “… Sin desmedro personal de los postulantes sugeridos por la Comisión Legislativa, estimo y pido que al momento de la votación para la elección del Defensor del Pueblo se tenga en cuenta la naturaleza propia del modo de designación que la Carta Orgánica ha previsto: En un concurso público y abierto de postulantes, realizado en función de sus antecedentes, méritos y calidades morales y ciudadanas…” “…que habiendo una importante cantidad de mujeres inscriptas, debe ajustarse el análisis para dar la misma posibilidad a las mujeres que a los hombres en la participación…”

A los fines de dar respuesta a la nota habré de transcribir lo previsto en el art. 3 inc) b  de la Ordenanza nro. 1749-CM-07: “Elección: La defensoría está a cargo de un Defensor o Defensora del Pueblo, designado por el Concejo Municipal de la ciudad en función de sus antecedentes, méritos. Calidades morales y ciudadanas… inc. b) La Comisión Legislativa del Concejo Municipal recibirá el acta de la Audiencia Pública y podrá proponer una terna…”  Como bien expresa la Ordenanza ternar resulta ser una facultad del Concejo pero no una obligación; es decir que dado su carácter facultativo permite al Cuerpo hacer uso de dicha facultad y producir una terna, pero nada hace pensar a que la misma tenga el carácter de vinculante.- Facultativo no debe confundirse con vinculante, pero bien podría asociarse a consecuente, ello en razón de que los actos propios determinan las acciones que se siguen en post de un acto determinado; en este caso una elección de Defensor del Pueblo.- Le asiste razón a la presentante respecto de que la terna no resulta ser vinculante, ni para la elección , ni para la postulación en si misma, por ello debe dejarse salvado tal requisito al momento de la votación.-

Respecto de la posible discriminación de género a la que hace referencia la presentante no observo elementos que hagan a su derecho, ya que la participación fue abierta a la comunidad en general.- Dado que  le asiste razón sobre la calidad de no vinculante de la terna; la misma no amerita cupo femenino, toda vez que podría elegirse el Concejal, que así lo considere, proponer a cualquiera de los candidatos presentados.- Asimismo y a los fines de abundar en argumentos, expreso que el cupo femenino se relaciona con la conformación de listas de partidos políticos en función de elecciones de participación directa.- Así y en tal sentido nuestra Carta Orgánica expresamente dice: Proporción por género: Art. 151 Para la conformación de las listas de candidatos a cargos electivos en el Concejo Municipal, el Tribunal de Contralor, y la Convención Municipal regirá el principio de Participación Equivalente de Géneros, de modo tal que contengan porcentajes equivalentes, es decir, el cincuenta por ciento (50%) de candidatos…” (El subrayado me pertenece).-  

Por ello y a juicio de la suscripta debe darse respuesta a la presentante conforme los fundamentos aquí vertidos.-

Continúe el trámite de rigor según su estado.

 

II.

En virtud de lo expuesto se eleva a Presidencia a sus efectos.

Es mi opinión y por ello, así dictamino.

 

 

Dictamen 136/08 - ALCM

ADB/adb