San Carlos de Bariloche, 30 de marzo de 2011.

 

 

Lic. Ángel Darío Barriga

Presidente del Concejo Municipal

Ciudad de San Carlos de Bariloche.

Ref.: Proyecto de Ordenanza 793-11: Régimen de empadronamiento de edificaciones construidas sin permiso municipal. 

 

I.      

Vienen las presentes a despacho de esta Asesoría Letrada a efectos de emitir Dictamen sobre el Proyecto de referencia.

Que el mismo cumple con los requisitos técnicos jurídicos para ser tal.

El Concejo Deliberante se encuentra legitimado a los fines de sancionar Ordenanzas conforme lo previsto por nuestra Carta Orgánica que dice sobre el particular:

Funciones y Competencias municipales

Art. 29) Son funciones y competencias municipales:

1) Gobernar y administrar los asuntos públicos e intereses locales dirigidos al bien común, para promover el desarrollo humano y social.

2) ………….

3) Sancionar Ordenanzas,

 

Deberes y atribuciones

Art. 38) Son deberes y atribuciones del Concejo Municipal:

1)     Sancionar ordenanzas, declaraciones y comunicaciones

2)     ...................

 

Sobre el tema en particular, la Carta Orgánica dice en su Art. 194:

“Políticas sociales. Art. 194) La Municipalidad: 1. Promueve en forma integral el desarrollo humano y comunitario de sus habitantes, posibilitando el acceso a una mejor calidad de vida, impidiendo todo tipo de discriminación y asegurando el permanente equilibrio entre los derechos del individuo, los de los diferentes sectores que interactúan en la ciudad y los de la sociedad en su conjunto. 2. Fomenta el progreso económico con justicia social, la productividad de la economía local, la generación de empleo, la formación y capacitación de sus trabajadores, la reconversión de la mano de obra, la investigación y el desarrollo científico y tecnológico, su difusión y aprovechamiento. 3. Impulsa el crecimiento armónico de la ciudad y políticas diferenciadas que tiendan a equilibrar el desigual desarrollo relativo de sus distintos sectores y zonas”.

 

                     

Otras sugerencias y opinión de esta Asesoría Letrada siguiendo los lineamientos del Digesto:

Sugiero se revise si es correcta o acorde a la voluntad del legislador el uso del término RÉGIMEN, tanto en la DESCRIPCIÓN SINTÉTICA como en el articulado.

El término Régimen tiene varias acepciones, y todas denotan cierta permanencia en el tiempo. De la lectura del proyecto surge que sería un empadronamiento transitorio, lo que se contrapone con el sentido de la palabra, y dicha transitoriedad debiera reflejarse claramente en la DESCRIPCIÓN SINTÉTICA que conforme el art. 90 del Reglamento Interno del Concejo es el conjunto de palabras claves que identifican el contenido de la norma.

Conforme el Diccionario de la RAE:

“régimen (Del lat. regĭmen).

1. m. Conjunto de normas que gobiernan o rigen una cosa o una actividad.

…3. m. Modo regular o habitual de producirse algo. …”

En cuanto a los ANTECEDENTES:

Debiera explicitarse la descripción sintética o el resumen de cada una de las normas mencionadas. Cabe recordar que conforme el art. 91 del reglamento Interno “se redactan como un texto normal usando oraciones completas”.

No se mencionan entre los antecedentes: el Código de Edificación de San Carlos de Bariloche, la Ordenanza Tarifaria. Ni la Ordenanza 1531-CM-05 que son nombrados a lo largo del articulado, de manera genérica e imprecisa.

 Podría citarse la Ordenanza 951-CM-99 de objeto cumplido que sería un antecedente o caso similar a lo proyectado.

Cabe recordar que la Ordenanza 1825-CM-08 ha sido abrogada por la Ordenanza 1971-CM-09. Y esta última ha caducado ya que el plazo de emergencia habitacional declarado ha vencido y no fue prorrogado ni declarada una nueva emergencia habitacional.

Este Proyecto y el anexo tienen errores ortográficos y tipográficos (acentuación, uso de mayúsculas, puntuación, etc.). Las reglas de técnica legislativa disponen: “106. Al redactar un texto legal deben cumplirse las reglas de la gramática castellana”; “128. Deben observarse estrictamente las reglas de ortografía de las palabras en lo que se refiere a su correcta grafía, al uso de mayúsculas y al uso del acento o tilde”; “129. Deben usarse correctamente los signos de puntuación”; “130. Debe evitarse el uso de abreviaturas” (salvo CN por Constitución Nacional, CC por Código Civil o art. por artículo).

En cuanto al ARTICULADO:

En los art. 1º, 2º,  3º, 4º y 11º  se debiera adaptar la conjugación verbal adoptando el tiempo presente modo indicativo con la variable pronominal reflexiva, y en consecuencia decir: “ Se aprueba…”, “Se incluye…”,  “Se otorga…”, “Se  autoriza …”.

En todos los artículos debería eliminarse el guión que se escribió al inicio de cada oración.

Los artículos 6º, 7º y 10º contienen remisiones externas. Las remisiones externas deben hacerse con precisión indicando el número de la norma a la que remite, según el caso. La norma a la que se remite en el art. 7º  (1431-CM-05) no existe. Si la remisión fuese a la 1431-CM-04 entiendo que no corresponde, ya que 1) está abrogada y 2) la materia normada era distinta. Entiendo que se debe a un error de tipeo y se ha intentado hacer la remisión a la Ordenanza 1531-CM-05 sobre IMPLEMENTACIÓN Y REGLAMENTACIÓN DEL CERTIFICADO DE AMOJONAMIENTO.

Art. 1º: cabe recordar que el texto de los artículos no debe llevar ningún tipo de resaltado (negrita, mayúscula plena, etc.)

Art. 2º: debiera revisarse la redacción de la primera oración donde dice “…ubicadas en el la totalidad…”

La segunda oración que empieza diciendo “También podrán…”, debiera redactarse claramente como otra proposición y para ello presentarse como otro artículo o dividirse este artículo en incisos.  Lo establecido en la última parte es una proposición que se reitera luego en el art. 5º.

Sugiero se revise la redacción completa de este artículo y se mejore la misma a fin de dar claridad y precisión. Cuando las normas tienen inclusiones o exclusiones debe revisarse.  Conforme las reglas de técnica legislativa “deben evitarse los recursos gramaticales que conspiran contra la precisión del texto; por ejemplo: la construcción de oraciones de sujeto tácito o el reemplazo de los sustantivos por pronombres”.

Este artículo dispone qué tipo de construcciones estarían incluidas en el empadronamiento que se crea, pero en la última oración del art. 4º pareciera que se amplía.

Esta Asesoría Letrada, considera que es endeble la legalidad (constitucionalidad) del “régimen” establecido en el art. 2º, dado que incluye solo algunas zonas de la ciudad (identificándolas por las Delegaciones Municipales) y excluye el resto del ejido municipal. Más allá de tratarse de la voluntad del autor del Proyecto, aconsejo se revise si podría interpretarse como discriminatoria (y por ello inconstitucional) por establecer beneficios que alcanzan únicamente al sector este y sureste de la ciudad, excluyendo otros barrios y zonas (oeste /suroeste) donde también existen problemas habitacionales y edificaciones sin permiso municipal.

El art. 4º consta de una proposición que si bien se hace en artículo aparte, insiste en lo que ya está establecido, y pareciera ser continuación del art. 2º.

En el art. 5º donde dice “Rentas” debiera decir “Dirección General de Rentas de la Provincia de Río Negro”. En cuanto a la previsión de que la documentación presentada esté “sellada” en Rentas, resulta aplicable lo previsto en el art. 33 del Código Fiscal (Ley 2686) y consecuentemente además de estar sellado la Municipalidad debe exigir se acredite el pago del Impuesto de sellos, y accesorios de corresponder.    

El Código Fiscal Provincial en su Artículo 33 dispone:  “Ninguna oficina pública tomará razón de actuación o tramitación alguna con respecto a negocios, bienes o actos relacionados con obligaciones fiscales cuyo cumplimiento no se pruebe con certificado expedido por la Dirección, ni dará curso a los instrumentos en que no conste debidamente el pago del gravamen correspondiente. ….”  

Art. 6º: La enumeración contenida debiera efectuarse mediante incisos claramente identificados, como por ejemplo a), b) o 1), 2), y no con viñetas. Al contener una enumeración debe tener en cuenta y establecerse claramente si es meramente enunciativa o taxativa (abierta o cerrada) y respetarse la regla de puntuación de los incisos, terminando cada uno con coma o punto y coma y solo el último con punto.

Revisar las remisiones de acuerdo a lo observado precedentemente, y la redacción.

Art. 7º: La remisión efectuada resultaría incorrecta, entiendo que se intentó remitir a la 1531-CM-05. Por ello debiera rectificarse.

Art. 8º: no resulta claro lo que se establece. Entiendo que hay un vacío semántico. Falta el inicio de la oración. De la redacción se interpreta que las viviendas “serán visadas y en su sello se advertirᅔ lo que resulta curioso.

Art. 9º: sugiero se revise si lo establecido implica una autorización imprecisa para realizar algún tipo de convenio. O en su caso se disponga que la Municipalidad tendrá a disposición de los contribuyentes interesados en acogerse al régimen el listado de todos los profesionales colegiados, para que cada contribuyente pueda elegir el de su conveniencia.

En cuanto al ANEXO I: sugiero se le de estructura y orden sistemático. Otorgándole enumeración a los distintos puntos y separando por incisos los distintos ítems. Tiene errores ortográficos y tipográficos (ortografía, mayúsculas, acentuación, puntuación, etc.)

Específicamente en lo que se relaciona con la tarea de Digesto y la depuración normativa, se observa que:

No se está abrogando explícitamente la Ordenanza 276-CM-93 “Obras antirreglamentarias”. Deroga Ordenanza 146-CM-92 - Establece plazo para regularizar la situación de las obras edificadas sin permiso. Clasificación según afectación a propietario, a vecinos linderos o a entorno. Derechos de construcción, habilitación, sellos. Aplicación de multas y/o demolición”, sino que sólo se la menciona en los antecedentes. Tanto esta, como la 879-CM-98, la 951-CM-99, (mas allá de que figuren como de objeto cumplido) debieran ser explícitamente abrogadas o, en todo caso, ser analizadas minuciosamente para confirmar si hay algo normado que debiera preservarse y, en caso de así ser, adicionarlo a la nueva Ordenanza. En el primer caso, debiera solicitarse información a distintas áreas ya que, tal como se observa en nuestra base de datos, la Ordenanza 276-CM-93 había sido pasada como de Objeto cumplido y a pedido de la Juez de Faltas se la mantuvo como vigente.

Sin perjuicio de que excede el marco de esta Asesoría Letrada conforme lo resuelto por Comisión Legislativa, el Proyecto de marras a juicio de la suscripta requiere para su aprobación: mayoría ESPECIAL (2/3 del total de los miembros) conf. Art. 38 inc. 22 COM;  entendiendo que la probación de parámetros urbanísticos específicos para el área implica un “plan regulador” o Mini código.

No existen a juicio de esta Asesoría Letrada, otras observaciones jurídicas que realizar, entendiendo que se encuentran debidamente plasmados los requisitos de legalidad y legitimidad a los fines de darle trámite al proyecto; quedando su aprobación a exclusiva discrecionalidad del Cuerpo.

Es mi opinión y por ello, así dictamino.

Continúe el trámite de rigor según su estado.

 

II.

En virtud de lo expuesto se eleva a las Comisiones de Obras y Planeamiento y de Gobierno y Legales.

 

 

 

 

 

 

 

 

Dictamen 457/11 – ALCM

ADB/adb