San Carlos de Bariloche, 30 de marzo de 2011.

 

 

Lic. Ángel Darío Barriga

Presidente del Concejo Municipal

Ciudad de San Carlos de Bariloche.

 

 

Ref: Proyecto de Ordenanza 818-11: Garantizar, facilitar y fomentar acceso alimentos libres de gluten para celíacos.          

 

 

I.      

Vienen las presentes a despacho de esta Asesoría Letrada a efectos de emitir Dictamen sobre el Proyecto de referencia.

Que el mismo cumple con los requisitos técnicos jurídicos para ser tal.

El Concejo Deliberante se encuentra legitimado a los fines de sancionar Ordenanzas conforme lo previsto por nuestra Carta Orgánica que dice sobre el particular:

Funciones y Competencias municipales

Art. 29) Son funciones y competencias municipales:

1) ………….

2) ………….

3) Sancionar Ordenanzas,

 

Deberes y atribuciones

Art. 38) Son deberes y atribuciones del Concejo Municipal:

1)  Sancionar ordenanzas, declaraciones y comunicaciones

2)  ...................

3)  …………… 

 

Sobre el tema en particular, la Carta Orgánica Municipal establece en su artículo 17, específicamente sobre usuarios y consumidores, lo siguiente: “La Municipalidad asegura a consumidores y usuarios de bienes y servicios el ejercicio pleno de sus derechos, brindándoles protección integral con la participación de las asociaciones  de consumidores y usuarios, garantizando el acceso a la información adecuada y veraz, la educación para el consumo, la libertad de elección y condiciones dignas y equitativas de trato, evitando prácticas monopólicas y ejerciendo, en todo aquello que resulte de su competencia, el respectivo poder de policía”.

 

Más allá de lo expuesto, expresa el art. 29 del Reglamento Interno de este Concejo: “Los presidentes de las Comisiones en que se tratarán dichos proyectos deberán requerir al Departamento Ejecutivo, de manera fehaciente, opinión por escrito al menos con una semana de anticipación a la fecha de su tratamiento. También deberá requerirse dicha opinión…”, extremo que deberá tenerse en cuenta a los fines de su tratamiento.

 

Otras sugerencias siguiendo los lineamientos del Digesto y opinión de esta Asesoría Letrada:

DESCRIPCIÓN SINTÉTICA: cumple lo previsto en Reglamento Interno.

ANTECEDENTES:

- Sugiero se agrupen los antecedentes según su tipo y jerarquía.

- Debiera citarse el Código Alimentario Nacional (CA) que es mencionado expresamente en el articulado  (Ley 18284).

 La Ordenanza 34-I-79 establece la aplicación del CA en el ejido municipal.

- Al referirse a la Ley Provincial 3772  debiera anteponerse al número la letra R, ya que el texto consolidado de esa norma se identifica como Ley R 3772.

- La Ley de la Provincia de Buenos Aires Nº 10499/87 fue modificada por la 12631 y por la 14129 de abril del 2010. Debiera mencionarse esta última o decir solo 10499/87 “y sus modificatorias”.

- En cuanto a las ordenanzas de las ciudades de Quilmes, Ramallo, Ensenada y Villa Mercedes, habiéndolas buscado en bases de datos de Internet no se llegó a las mismas.   Pido que si obran en el expediente del Proyecto en análisis dichas ordenanzas se me haga entrega de una copia a efectos de proceder a su digitalización y carga en la base de datos de legislación de otras ciudades.

Sugiero se incorpore entre los antecedentes la mención del Código de Habilitaciones Comerciales (Ordenanza 126-I-79, su complementaria 141-I-82 y modificatorias).

ARTICULADO

En el artículo 2º se establece una definición y entre paréntesis se remite expresamente al art. 1382 del Código Alimentario Argentino, ya que la definición establecida sería el contenido de esa norma.

Consultando el Código Alimentario Nacional en la base de datos del SAIJ (Sistema Argentino de Informática Jurídica),  se informa lo siguiente: *Artículo 1.382.- Nota de redacción: (ANULADO POR RES. MSAS 1505/88).

Sin embargo de una búsqueda minuciosa en otras bases de datos, surgiría que la anulación del art. 1382 por la Resolución 1505/88 fue dejada sin efecto por la Resolución Conjunta 120/03 y 516/03 que reincorporan al CA el art. 1382.

Por ello, para evitar dudas, y teniendo en cuenta que en el art. 2 se están estableciendo las definiciones para la interpretación y aplicación de la Ordenanza, sugiero que se quite la referencia al artículo 1382 del CA, dejando de ese modo una definición clara que no generaría eventuales conflictos al parecer una remisión a una norma de dudosa vigencia.

Los artículos 3 y 6 tienen incisos, debiera aplicarse la regla de puntuación, terminando cada uno con coma y solo el último con punto.

Teniendo en cuenta que en el art. 4 se prevé  que el Dto. de Bromatología dicte las especificaciones para la sección de elaboración y almacenamiento de alimentos sin TACC en un plazo, y luego fija el plazo para que los establecimientos afectados por esta Ordenanza se readecuen a esas especificaciones,   entiendo que debiera preverse de manera expresa la publicidad de las especificaciones a dictar por el Dto. Bromatología, a efectos de poder luego solicitar la aplicación e invocar la obligatoriedad de las normas específicas que al efecto se dicten. Sin perjuicio de lo expuesto ut supra debe tenerse en cuenta que resulta de difícil aplicación ya que para que un producto sea libre de TACC el lugar donde se produzca, elabore o almacene debe ser solo para ese tipo de producción lo que es materialmente dificultoso reunir ese tipo de condiciones, máxime si el establecimiento produce productos con TACC aunque no sea en el mismo momento, ya que la “contaminación” del TACC se produce aun, con el polvo de harina en el aire, por ejemplo.- Resulta lógico que existan productos realizados y envasados en tal sentido pero la obligación instituida en el art. 4 respecto de los restaurantes debiera analizarse a los fines de que la misma no resulte inaplicable no solo desde el punto de vista técnico de lo descripto mas arriba, sino además por el principio constitucional del libre comercio.- Como no se puede obligar a una persona o sociedad a comerciar lo que no esta dispuesta (es decir si una empresa tiene servicio de parrilla no puede obligársela a vender pasta o viceversa, menos aun algo tan especifico).-

Además no cuenta el presente proyecto con el análisis económico y financiero de la inversión que debe realizarse para que un comercio produzca productos para celíacos, lo que resulta relevante a los fines de analizar si es viable dicha exigencia máxime teniendo en cuenta que la elaboración, preparación y almacenamiento de dichos productos no puede siquiera compartir el aire con productos con TACC.-

Sin perjuicio de que excede el marco de esta Asesoría Letrada conforme lo resuelto por Comisión Legislativa, el Proyecto de marras a juicio de la suscripta requiere para su aprobación: mayoría ESPECIAL (art. 101 COM).

 

No existen a juicio de esta Asesoría Letrada, otras observaciones jurídicas que realizar, entendiendo que se encuentran debidamente plasmados los requisitos de legalidad y legitimidad a los fines de darle trámite al proyecto; quedando su aprobación a exclusiva discrecionalidad del Cuerpo.

Es mi opinión y por ello, así dictamino.

 

Continúe el trámite de rigor según su estado.

 

II.

En virtud de lo expuesto se eleva a la Comisión de Gobierno y Legales.

 

 

 

 

Dictamen  464/11 – A.L.C.M.

MADB/madb